Quienes somos

Somos Ramon Solà y Guillem Baró y juntos formamos un buen equipo. Nos gusta nuestro trabajo y trabajamos cada día para que puedas recibir en el menor tiempo posible tu sello de goma personalizado. Tenemos el taller en Manresa y distribuimos sellos para todo el territorio.

La historia de Ramon

Empecé con el taller hace más de 20 años. Hasta entonces trabajaba para una gran distribuidora de sellos y me dedicaba a recorrer toda la península solucionando los problemas que tenían los fabricantes de sellos de goma. Era el técnico comercial que se acercaba a ayudar a todos que lo pidiera. Esto me gustaba y me hacía sentir bien.

Pero como todos sabéis, las empresas no siempre valoran de la misma manera el trabajo. Un buen día prescindir del departamento que dirigía. Este fue el detonante que me hizo plantear ponerme por mi cuenta. Conocía muy bien el sector, sabía todo lo que había del mundo de los sellos de goma y, además, entendía perfectamente las necesidades de los clientes.

Y así nació Central Sellos de Goma en Manresa. Entonces todavía he encontrado quien me ha enseñado más cosas y sobre todo he hecho buenos amigos y clientes. Sigo creciendo con más empuje que nunca y confío ayudarle también a vosotros si es necesario.

La historia de Guillem

Una serie de casualidades me llevaron al mundo de los sellos de goma y a conocer Ramón. En aquellos momentos trabajaba de bibliotecario y realizaba trabajos de diseño gráfico. Acababa de nacer mi primer hijo, Arnau, y como muchos de vosotros tuve que replantearme muchas cosas.

Pero no sé muy bien por qué, por intuición, por confianza con Ramón, por creer con el dicho de que los niños nacen con un pan bajo el brazo, que decidí dejar el trabajo de funcionario y el salto al mundo de los sellos de goma.

Y ahora estoy contento de haberlo hecho. Me gusta el trabajo y puedo desarrollar tareas de diseño que hasta ahora las hacía por añadidura. Poder dedicarme al 100% a lo que me gusta me hace sentir bien. Y si, encima, tienes buenos clientes que valoran lo que haces, eso es fantástico.